Cultismo

Los cultismos son palabras, mayoritariamente de origen griego y latino, que han sido incorporadas al léxico español por razones culturales, literarias y científicas. Se caracterizan por haber experimentado cambios fonéticos mínimos, de ahí que mantengan una gran semejanza con los términos de origen. Por ejemplo, el verbo rogar es un cultismo que procede del latín rogare.