Deixis

La deixis (o deíxis) consiste en la referencia, mediante palabras o expresiones lingüísticas, llamadas deícticos, a:

  • elementos extratextuales, pertenecientes al contexto comunicativo, tales como los interlocutores u otras personas mencionadas por ellos (deixis personal), el espacio (deixis espacial) y el tiempo (deixis temporal) en que se produce la comunicación. Los deícticos se interpretarán, por tanto, en relación al contexto. Por ejemplo, en el enunciado Nos veremos aquí, mañana, el pronombre nos (deixis personal) hace referencia a los interlocutores, mientras que los adverbios aquí (deixis espacial) y mañana (deixis temporal) designan espacio —el mismo que el de la comunicación— y, respectivamente, tiempo —el día posterior al de la comunicación—.
  • elementos textuales, es decir, presentes en el texto. Cuando la referencia es a un elemento mencionado previamente en el texto, la deixis es anafórica y se llama anáfora, mientras que, si la referencia sirve para anticipar un elemento que aparecerá, posteriormente, en el texto, la deixis es catafórica y se llama catáfora. Por ejemplo, en la oración Hemos leído varios tipos de libros: cuentos, novelas y cómics, el sintagma tipos de libros es una referencia catafórica que anticipa la enumeración cuentos, novelas y cómics.