Lexicalización

La lexicalización consiste en la conversión de una palabra sin significado propio (preposiciones, conjunciones) o de un afijo derivativo (prefijos, sufijos) en una palabra con significado propio. Por ejemplo, los prefijos pro- y contra- se han lexicalizado como nombres comunes: pro ('ventaja') y contra ('desventaja').

También se pueden lexicalizar:

  • siglas: ONG > oenegé ('institución no gubernamental sin ánimo de lucro'), LP > elepé ('disco de vinilo de larga duración').
  • nombres propios y comerciales: Celestina > celestina ('alcahueta'), Kleenex > clínex ('pañuelo de papel desechable').
  • sintagmas o construcciones que dan lugar a locuciones, grupos de dos o más palabras con un sentido unitario: cabeza de turco ('chivo expiatorio').

El proceso inverso al de lexicalización es la gramaticalización.